Balón que desvía la trayectoria

Aunque lo parece, no es una pelota cualquiera. Es un balón que gracias al diseño hexagonal de la cubierta hace que el aire se canalice de forma distinta a un balón convencional. Por tanto, la trayectoria no es la esperada por cualquiera. Cuando lo chutes, este tomará un efecto únicamente posible en un verdadero crack del terreno de juego (o lo sería si no supiéramos que el secreto real está en la pelota).

En esta ocasión estamos hablando de un juguete realmente, por lo que sería recomendable para niños. Tampoco esperes un producto profesional de calidad extra, porque simplemente es lo que es, una pelota de juguete. Eso si, sin duda, será divertido para los más pequeños de la casa.

¡Compártelo o pídelo en Redes!